escribe a mi correo cualquier consulta

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Nuevo envío múltiple de mensajes

Hay que hacer una distinsión entre los frutos secos propiamente dichos son ricos en grasas y con muy bajo contenido en agua: almendras, nueces, avellanas, pistachos, etc y los frutos pasos. Los primeros son ricos en grasas y con muy bajo contenido en agua: almendras, nueces, avellanas, pistachos, etc. El segundo grupo lo constituyen frutas frescas que han sufrido un proceso de desecación por el que han perdido casi todo el contenido en agua, conservando casi todas las propiedades de las mismas.

La mayoría de las grasas que contienen los frutos secos son ácidos grasos monoinsaturados (almendras y avellanas) y poliinsaturados (cacahuetes, pipas y nueces). Aunque tienen cierta protección cardiosaludable, se deben consumir con moderación por la gran cantidad de calorías que aportan.

Otros componentes.
Contienen otros componentes como por ejemplo son ricos en
calcio, magnesio, potasio, hierro y vitaminas C y del grupo B. Los hidratos de carbono oscilan entre un 4 y un 40%, de los que un 10% están constituidos por fibra.

Poder calórico
Es elevado, llegando a alcanzar las 660 kcal/100gr. Además tienen un índice alto de saciedad.

¿Cuándo están indicados?
A pesar de sus nutrientes el consumo de estos debe ser medido no se debe abusar de estos alimentos aunque deben estar incorporados en la alimentación habitual. Los deportistas pueden consumir más porque les aporta rápidamente calorías y minerales (ciclistas, grandes marchas, etc.) Las personas con insuficiencia renal, cardiaca o HTA deben evitarlos porque suelen llevar asociada gran cantidad de sal.