escribe a mi correo cualquier consulta

miércoles, 7 de enero de 2009

Israel detiene sus ataques cinco horas

Israel abrirá un pasillo humanitario en la franja de Gaza, según la oficina del primer ministro israelí, Ehud Olmert, decisión que llega tras una nueva jornada sangrienta, con al menos 40 muertos en dos ataques de Israel a sendas escuelas de la ONU.

Para ello, las tropas hebreas han anunciado que no bombardearán objetivos en Gaza entre las 12 y las 15 horas (hora española). El alto el fuego se alarga hoy por cinco horas, hasta las 17 horas, y la continuidad de la medida se estudiará día a día, según el corresponsal de RNE en la zona.

Mark Regev, portavoz del Olmert, describió la medida como un "estatus especial para permitir el paso de personas, alimentos y medicinas" y dijo que podría ser implementado a lo largo de este miércoles.

La oficina de Olmert dijo en un comunicado que el corredor había sido propuesto por los jefes militares israelíes e implicaría garantizar accesos periódicos a varias áreas del territorio litoral para permitir que los palestinos almacenen los bienes necesarios para su subsistencia.

Las agencias de la ONU y las organizaciones humanitarias han denunciado una crisis humanitaria en la Franja de Gaza, un territorio pobre y superpoblado, donde la población -cerca de 1,5 millones de palestinos- no tiene la posibilidad de huir.

Esfuerzos franco-egipcios
Mientras, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su colega egipcio, Hosni Mubarak, se reunieron este lunes por segunda vez en dos días y presentaron un plan de diálogo para tratar de parar la violencia en Gaza. También analizaron los esfuerzos internacionales para parar estos ataques y alcanzar un alto el fuego.

Sarkozy llegó a Egipto procedente de Beirut, después de decidir prolongar una gira por Oriente Medio que comenzó el domingo en este país, con el fin de buscar una tregua en los combates de Gaza.

En el diálogo que mantuvieron los presidentes egipcio y francés participaron, entre otros, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y el primer ministro egipcio, Ahmed Nazif.

Abbas, en la ONU
Por otra parte, el presidente palestino, Mahmud Abbas, acudió al Consejo de Seguridad de la ONU para tratar de forzar a Israel y a Hamás para que acepten un alto el fuego que ponga fin al calvario que sufre desde hace once días la población de Gaza.

Abbas presentó un proyecto de resolución respaldado por la Liga Árabe que contempla el cese de las hostilidades, la apertura de los puestos fronterizos y la distribución de ayuda humanitaria a la población del territorio palestino.

El texto también incluye la creación de un mecanismo internacional para supervisar la situación en la Franja, del que todavía no se han hecho públicos los detalles.

La presencia del mandatario palestino en Nueva York forma parte de la ofensiva diplomática iniciada por la Liga Árabe tras su reunión de la semana pasada en El Cairo, que concluyó con un llamamiento a la ONU para que intervenga con más firmeza en el conflicto.

Venezuela expulsa al embajador de Israel
Por otra parte, el Gobierno venezolano anunció que ha decidido "expulsar" al embajador de Israel en Venezuela, Shlomo Cohen, y a otros miembros de esa legación diplomática como protesta por las muertes causadas en Gaza por la invasión israelí.

"Venezuela ha decidido expulsar al embajador de Israel y a parte del personal de la embajada de Israel en Venezuela, reafirmando su vocación de paz y su exigencia de respeto al Derecho Internacional", señaló un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.
Fuente:
EspaNoticias