escribe a mi correo cualquier consulta

viernes, 9 de enero de 2009

Dieta vegana contra la fibromialgia


La fibromialgia es una de las enfermedades más representativas del dolor crónico en la población. La Sociedad Española de Reumatología afirma que es una enfermedad reumática crónica que ocasiona dolor en múltiples localizaciones del cuerpo y un cansancio generalizado (figura 1). La palabra fibromialgia significa "dolor en los músculos y en el tejido fibroso" (ligamentos y tendones).

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoció la fibromialgia como enfermedad recién en 1992.

El diagnostico es a través del reumatólogo. Complicado diagnosticarla ya que muchos de sus síntomas son comunes a otras alteraciones. Las múltiples molestias que ocasiona esta enfermedad a quien la sufre, junto con el hecho de que con frecuencia no sea identificado el proceso, ocasionan mucho malestar en el enfermo, que se ve obligado a consumir un elevado número de recursos sanitarios.

La fibromialgia es conocida comúnmente como la enfermedad del dolor, debido a que constante e indefinidamente alguna parte del cuerpo se ve afectada con dolor. Es probable que desempeñe un papel muy importante una respuesta anormal a los factores que producen estrés (una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, un problema con los hijos, etc.). Se cree que los síntomas de esta enfermedad se deben a una disminución de las sustancias que habitualmente nos protegen del dolor.

La fibromialgia es muy común reconocerla en países Europeos, lo que no sucede en países sudamericanos en los cuales recién a comenzado a ser conocida como tal. En España, la padecen el 0,2% de los hombres y el 4,2% de las mujeres. Así, aproximadamente, un 3% de nuestra población tiene esta enfermedad, lo que supone 1.200.000 personas.

La pregunta es, que relación existe entre esta enfermedad y alimentaciones vegetarianas. Según los estudios los pacientes con fibromialgia usan con frecuencia tratamientos alternativos debido a la insatisfacción o sensación de inefectividad de la medicina oficial. El Instituto Americano de Reumatología, reconoce que se deben valorar y estudiar las terapias "complementarias" o "alternativas" que tratan las enfermedades reumáticas como la fibromialgia. Una de estas terapias, todavía en estudio, se basa en eliminar de la dieta del enfermo los alimentos de origen animal.

Recientemente, las prestigiosas Asociación Americana de Dietética y Asociación de Dietética de Canadá han afirmado que, pese a que se necesitan más estudios al respecto para extraer conclusiones definitivas, algunos trabajos sugieren que una dieta "vegana" (es decir, vegetariana estricta) y con predominancia de alimentos crudos alivia los síntomas de la fibromialgia. Como alimentos crudos se consideran la fruta, la verdura, los frutos secos, los germinados, los alimentos fermentados, la fruta desecada, etc.

Tratamiento
El tratamiento farmacológico para esta enfermedad se basa en analgésicos y antidepresivos, pero no basta con ir a buscar los medicamentos al médico, ayudara mucho a tener una actitud positiva y capacidad de resolver los problemas mirados desde otro punto de vista. Uno de los elementos clave de la fibromialgia es saber que en la raíz de la enfermedad está la excesiva preocupación por los pequeños problemas.

De todas las medidas que se han empleado en el tratamiento de la fibromialgia, el ejercicio físico y una adecuada fortaleza muscular parecen ser las más eficaces, según se desprende de recientes estudios y revisiones sobre el tema. Pasear o nadar en una piscina climatizada pueden servir para iniciar el entrenamiento físico. La obesidad es un factor de sobrecarga y, por eso, se recomienda la pérdida de peso en las personas obesas con fibromialgia. Además seria bueno eliminar los alimentos de origen animal.