escribe a mi correo cualquier consulta

martes, 11 de noviembre de 2008

SE UNEN DOS GRANDES o que fueron grandes

Panasonic y Sanyo crearon la mayor electrónica de Japón
La primera de ellas anunció que comprará a su rival, dando paso a una mayor consolidación de una industria golpeada por la desaceleración en la demanda
La compra, que un analista estimó en unos u$s8.800 millones, fortalecerá la competitividad de Panasonic en baterías recargables y equipos de generación solar, ambas áreas con un gran potencial de crecimiento.

Panasonic también se convertiría en el segundo mayor conglomerado mundial con una gran división electrónica detrás de General Electric, lo que da cuenta de su estrategia de impulsar sus ganancias mediante la entrada a nuevos mercados y economías de escala.

"Como resultado de esta fusión, Panasonic se convertirá en una forma enorme, la Toyota del mundo de los artículos electrónicos, y eso será bueno", dijo Nagayuki Yamagishi, estratega de Mitsubishi UFJ Securities.

Panasonic no dijo cuánto planea ofrecer por cada acción de Sanyo, pero Koya Tabata, analista de Credit Suisse, dijo esta semana que estimaba que la oferta podría llegar a 140 yenes por título, valuando a Sanyo por hasta 862.000 millones de yenes (8.800 millones de dólares).

Panasonic, el mayor fabricante de televisores de plasma, quiere a Sanyo debido a su posición de liderazgo en el segmento de baterías recargables, que son muy usadas en teléfonos móviles, computadoras, reproductores de música y, cada vez más, para propulsar a vehículos.

Panasonic opera un emprendimiento de baterías de autos con Toyota Motor, mientras que Sanyo provee baterías híbridas metálicas de niquel a Ford Motor y Honda Motor y desarrolla baterías de ion de litio para autos como los de Volkswagen.

Además, Panasonic podrá entrar al mercado de baterías solares, en el que Sanyo es el séptimo mayor fabricante.

Desafíos
El acuerdo uniría a dos firmas con vínculos en el pasado. Panasonic fue fundada hace 90 años por Konosuke Matsushita. Sanyo fue formada poco después de la Segunda Guerra Mundial cuando Toshio Iue, el cuñado y mano derecha de Matsushita, se separó por su cuenta.

Pero los analistas recalcan algunos potenciales riesgos a la adquisición. Sanyo sigue ensillada con un puñado de negocios de mal desempeño como electrodomésticos y semiconductores que probablemente tengan que ser reestructurados.

Yoshihisa Okamoto, administrador de fondos de Mizuho Asset Management cree que el acuerdo es positivo para Panasonic, pero dijo que la alicaída demanda automotriz y el descenso de los precios del petróleo podrían oscurecer las perspectivas de los paneles solares y las baterías para autos.

Toyota, la mayor automotriz del mundo, sorprendió el jueves con una advertencia de que sus ganancias de este año caerán a un mínimo de 13 años.

"Dado el desempeño pobre de los fabricantes de autos y la baja en los precios del petróleo, podría tomar un tiempo antes que el desarrollo de autos ecológicos y el uso de paneles solares sean motores de ganancias", dijo Okamoto.

La adquisición también llega cuando una desaceleración de la economía global provoca que los consumidores ajusten sus bolsillos. Eso probablemente deprimirá a las ventas de televisores de pantalla plana y otros productos electrónicos y podrías disparar una ronda de consolidación, según los analistas.

"Se ha dicho que Japón tiene demasiados fabricantes de electrónica. Si movidas como esta entraran en auge, eso sería bueno para los precios de las acciones", comentó Soichiro Monji, jefe de estrategias de Daiwa SB Investments.