escribe a mi correo cualquier consulta

jueves, 6 de noviembre de 2008

Pierde algunos kilos comiendo menos sal

Recientemente se ha realizado un estudio en Reino Unido que asegura que una dieta baja en sal, propicia en los niños una menor ingesta de refrescos con alto contenido de azúcar, que tiene relación directa con la obesidad.

Lo que ocurre es que mientras más se consume el organismo pide más líquidos y solemos tomar bebidas gasesosas con azucar que son rápidamente absorvidas por el organismo y transformadas en grasa que aumentan nuestro peso corporal.