escribe a mi correo cualquier consulta

lunes, 14 de diciembre de 2009

Google News sin publicidad

Google España ha negado que la compañía se esté lucrando de los contenidos periodísticos que ofrece a través de su servicio Google News y anunció que el sistema "ni está monetizado ni prevé estarlo en Europa, a pesar de que en Estados Unidos se estudia su posible aproximación a un modelo de cobro".

En este sentido, en un encuentro con los medios de comunicación que tuvo lugar en la sede de la compañía, la directora de relaciones institucionales de Google, Bárbara Navarro, explicó, que la prioridad del servicio "es convertirse en una herramienta útil para el editor, que le ponga en contacto con la fuente de la información publicada en Internet".

"Para reflejar estos contenidos, el medio tiene que haber autorizado a Google, de forma expresa, por lo que los editores ya saben de antemano que podemos recoger sus informaciones", apuntó Navarro. Además, subrayó que los contenidos "nunca se editan, sino que simplemente son indexados" (registrados ordenadamente) y recalcó que la empresa "jamás obtiene beneficios económicos por ello".

Así, apuntó que la protección eficaz de los derechos de autor es uno de los objetivos en los que trabaja actualmente la compañía y explicó que "gracias al novedoso sistema ContentID, el buscador es capaz de reconocer los contenidos que vulneran la ley y eliminarlos automáticamente". "Es un sofisticado sistema preventivo que evita que sea un juez el que nos imponga las medidas que debemos tomar", explicó.

La directiva de la compañía recordó que la responsabilidad de eliminar resultados de una página ofrecida por Google, "no recae en el buscador, sino del webmaster o gestor del sitio web". "No podemos manipular contenidos que han sido creados por terceras personas, ajenas a nosotros y que no nos pertenecen", apuntó. Igualmente, remarcó que la filosofía de la empresa es "ofrecer la máxima cantidad de información posible y hacerla accesible".

"En Google, guardamos los datos de cada búsqueda que se realiza durante nueve meses, entre otras cosas para avanzar y aprender de cada usuario", aseguró Navarro. Sin embargo, indicó que su sistema de retención de datos "no identifica a personas, sino únicamente direcciones IP". "Cada usuario puede borrar el historial y decidir las huellas que deja", explicó.

Finalmente, la directiva subrayó que las políticas que aplica la compañía en Europa y Estados Unidos son variables, pues "se trata de dos realidades completamente diferentes". En esta línea, aseguró que las decisiones que se adopten en el continente americano, "no tienen por qué imitarse en España".

Fuente: http://www.espapress.com