escribe a mi correo cualquier consulta

jueves, 27 de agosto de 2009

Viajar a las cataratas del Niagara

Situadas en el rio del mismo nombre, las cataratas del Niágara forman un grupo de grandes cascadas y cataratas en la parte oriental de la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Estos famosos saltos de agua no destacan por su altura, sino más bien por su amplitud y afluencia de agua que proviene de los grandes lagos de Norteamérica. Sin duda una maravilla en la Tierra que hay que ver alguna vez en la vida.

Las Cataratas del Niágara están formadas en verdad por tres cataratas: Las «cataratas canadienses» (Ontario), las «cataratas americanas» (Nueva York) y las «cataratas Velo de Novia».

Además de su belleza y espectacularidad, las cataratas del Niágara son muy útiles para obtener energía hidráulica, y fomentan el turismo de la zona. Sobre todo de dos ciudades: Niagara Falls (Nueva York) y Niagara Falls (Ontario).

Recomendaciones para visitar las cataratas del Niagara
La mayor afluencia turística se da en primavera-verano del hemisferio norte, por lo que quizá es mejor evitar estas fechas. No obstante en esa época llama mucho la atencion de las luces artificiales del lado canadiense.

Niagara Scenic Trolley, es una agencia que ofrece visitas guiadas a través de la cueva de los vientos hacia un punto justo debajo de la caída de agua Velo de Novia.

Dos de los mejores puntos para ver las cataratas desde Canadá son El parque Reina Victoria y la Konica Minolta Tower.