escribe a mi correo cualquier consulta

martes, 1 de septiembre de 2009

El huracán Jimena alcanza la maxima peligrosidad

El meteoro Jimena se convirtió hoy en huracán categoría 5, el máximo nivel de la escala Saffir-Simpson, al alcanzar vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora en el Pacífico mexicano y con rumbo a la península de Baja California (México), informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)

El SMN, que lo considera con un índice de peligrosidad "severo", dijo que Jimena está a 475 kilómetros al oeste-suroeste de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, y a 490 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, en Baja California Sur.

Jimena, con diámetro del ojo de 18 kilómetros con anillos concéntricos, probablemente impacte esta misma mañana la península de Baja California.

La región de posible impacto está entre la punta y la mitad de la península de Baja California, donde existe una importante zona turística y se halla el santuario natural de reproducción las ballenas grises, Guerrero Negro.

Las rachas del huracán, el primero de la actual temporada de ciclones en el Pacífico mexicano, son de 305 kilómetros por hora.

La zona de alerta por efecto de este meteoro incluye desde bahía Magdalena, en la costa occidental, rodeando el extremo sur de la península y hasta la costa oriental de Baja California Sur, detalló el SMN.

Además, el huracán mantiene fuerte convección sobre las costas de los estados de Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima.

Sin embargo, el SMN pronostica que Jimena baje a categoría 4 en las próximas horas, cuando presente vientos sostenidos de 240 kilómetros por hora y rachas de 295 kilómetros por hora.

La institución recomendó a la población de Baja California Sur atender las medidas que emita el Sistema Nacional de Protección Civil.

También pidió a los habitantes de los estados del occidente y noroeste del país estar alerta por la presencia de lluvias de fuertes a intensas, inundaciones en partes bajas y corrimientos de tierra en zonas de montaña, así como a la navegación marítima en las inmediaciones del meteoro por lluvia y oleaje elevado.