escribe a mi correo cualquier consulta

jueves, 7 de mayo de 2009

La SGAE reclama derechos de un concierto benéfico

David Bisbal participó en un concierto benéfico para luchar contra la enfermedad de Alexander, una rara dolencia mortal. Como las canciones que cantó no son suyas, a la asociación de autores le corresponde un 10% de los ingresos por ley. Los autores podían rechazar los beneficios y, aunque la SGAE dijo que "iba a poner de su parte", ingresará 5.000 euros por el concierto.

Para recaudar fondos, María Antonia y Juan Manuel han ideado múltiples iniciativas. Una de las últimas fue un concierto benéfico en el que cantó David Bisbal, sin pedir un euro a cambio. Desgraciadamente para la familia, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) también intervino, pero para pedir el 10% de la recaudación que le pertenece legalmente y que equivalía a 5.000 euros.

Un par de semanas antes llamaron a la familia para acordar las cifras. "Tenía que llevar a mi hijo a rehabilitación y quedé en el hospital con el delegado de la SGAE", relata María Antonia. La madre de Juanma no pudo más que aceptar las condiciones: "Yo no soy empresaria, soy sólo la madre de un niño que se está muriendo", lamenta.

"Una señal o un aval bancario"
El delegado de la SGAE "pidió una señal o un aval bancario", pero los padres de Juanma le informaron de que la cuenta estaba blindada por ellos mismos.

Consecuentemente, el dinero sólo podría ser entregado "cuando ingresaran los beneficios del concierto de David", asegura Juan Manuel, el padre del menor. Hasta entonces era imposible.

Finalmente, María Antonia tuvo que firmar una solicitud de autorización para que la SGAE tuviera el dinero tan pronto como la familia ingresara los beneficios del concierto. Curiosamente, no es el primer concierto que organizan para recaudar fondos, pero sí es la primera vez que la SGAE reclama su 10%. "Quizás por ser David Bisbal", lamenta la madre de Juanma.