escribe a mi correo cualquier consulta

sábado, 9 de octubre de 2010

Fitch Ratings recorta el rating de Irlanda

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado la nota de solvencia a largo plazo de la República de Irlanda, desde 'AA-' a 'A+', con perspectiva "negativa", mientras que también ha recortado el rating a corto plazo, hasta 'F1' desde 'F1+'.

"La rebaja de Irlanda refleja el excepcional y mayor de lo esperado coste fiscal asociado con la recapitalización por parte del Gobierno de los bancos irlandeses, especialmente en el caso de Anglo Irish Bank", señala el director de calificaciones soberanas de Fitch, Chris Pryce, quien añade que la perspectiva 'negativa' constata la incertidumbre respecto al momento y la fortaleza de la recuperación económica y la consolidación fiscal de Irlanda.

En este sentido, la calificadora de riesgos explica que "generalmente" una perspectiva 'negativa' implica una probabilidad ligeramente superior al 50% de que se produzca una nueva rebaja del 'rating' entre los siguientes 12 a 24 meses.

En concreto, Fitch apunta que, bajo el escenario más probable, el coste directo del rescate ascenderá a 45.000 millones de euros, frente a los 23.000 millones estimados en noviembre de 2009, de los que 29.300 millones corresponden al rescate del Anglo Irish Bank.

De este modo, la deuda bruta del Gobierno alcanzaría el 99% del PIB a finales de 2010, frente al 78% augurado anteriormente por el Ejecutivo irlandés.

Asimismo, Fitch apunta que el déficit gubernamental en 2010 será equivalente al 32% del PIB, reflejando parcialmente la normativa europea que obliga a contabilizar como gastos excepcionales la emisión de pagarés por parte del Estado.

No obstante, la agencia calcula que, sin tener en cuenta estos factores extraordinarios, la previsión del déficit se situará en el 11,9% del PIB, muy próximo a las previsiones del Gobierno.

Por otro lado, la calificadora señala que otro elemento clave en el fortalecimiento de la confianza en la sostenibilidad de las cuentas públicas a medio plazo será el anuncio previsto para principios de noviembre de un programa de austeridad con un horizonte de cuatro años (2011-2014) en el que se incluirán detalles de los ajustes necesarios en términos de ingresos fiscales y gasto público.

"Un reequilibrio de la economía está en curso. Irlanda está recuperando la competitividad internacional perdida durante los años de 'boom' económico", explica la agencia, que considera que el país ya ha completado buena parte del ajuste de su burbuja inmobiliaria.

Fuente: Economia-es.com