escribe a mi correo cualquier consulta

martes, 29 de diciembre de 2009

España tendrá en marzo 4,5 millones de parados

El futuro de la economía española el año que viene es muy negro, sobre todo para los parados, que alcanzarán la cifra récord de 4,5 millones en el mes de marzo, según el 'Euro-Indice Laboral' elaborador por IESE-Adecco.

A esta cifra nefasta se sumarán más récords negativos porque España continuará encabezando por amplio margen la pérdida de puestos de trabajo juveniles, que en marzo de 2010 serán 212.000 menos que un año antes. En cambio, la eliminación de plazas de adultos se moderará hasta converger al promedio comunitario. La caída interanual sería en ese caso de 200.000 empleos (un 1,1% menos).

El país que más aumentará las tasas de desempleo juvenil y adulta, será España. El porcentaje de menores de 25 años sin empleo ascenderá hasta un 40,1% en tanto que el correspondiente a adultos llegará hasta un 17,3%.

Por tercer trimestre consecutivo, el conjunto de países observados ha reducido el número de ocupados tanto de jóvenes como de dultos. Según los datos de este estudio, el recorte en la ocupación sigue siendo marcadamente más pronunciado en el caso de los menores de 25 años. España presenta la evolución más negativa tanto en este grupo de edad como en adultos. Por tercer trimestre consecutivo, el número de jóvenes ocupados ha sufrido un recorte interanual superior al 20%.

La tasa de paro juvenil del grupo de países analizados ha avanzado hasta un 21,3%, con un aumento interanual de 4,6 puntos porcentuales. El citado valor es el más alto desde 1994.Pero la tasa de paro española entre los jóvenes alcanza la friolera del 38,6% y la de adultos en el 15,6%. Son los valores más elevados para nuestro país en los últimos 13 y 12 años, respectivamente. España es el único entre los países observados en que la tasa de paro de adultos es una cifra de dos dígitos.

Por quinto trimestre consecutivo, España ha sido el país que más rápidamente ha eliminado puestos de trabajo. La pérdida ha sido de 1.478.000 empleos (un 7,3% menos), lo que equivale a la mitad de empleos perdidos por el grupo de siete países. No sorprende que haya sido también España el que encabece el incremento del paro. Este grupo se ha ampliado en 1.525.000 personas (subida de un 59%), equivalente a 4 de cada 10 nuevos parados en la UE.

El aumento en la cantidad de parados ha sido de 3,9 millones a lo largo de los últimos doce meses (subida de un 30,9%), incremento sin precedentes en al menos 30 años. Ya son 9 los trimestres consecutivos en que España muestra la evolución más desfavorable en lo que se refiere a su proporción de parados. Si se excluye a España, la tasa de paro media de la UE caería a un 8,2%, lo que implica que la proporción de parados en España duplica el promedio del resto de países comunitarios.