escribe a mi correo cualquier consulta

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Jugar al blackjack en Internet

Las reglas básicas del blackjack online son muy sencillas. Se reparten dos cartas, tras lo cual, según la mano que se obtenga, se podrán pedir más, una a una. El objetivo es sumar 21 y no superar esa cantidad.

Cuando se crea estar listo y no pedir más cartas, será el turno del repartidor: sobre su propia carta, sacará cuantas crea necesarias para superar a tu mano, sin sobrepasar 21. El ganador será, pues, el que tenga la mano que más se acerca a esa cantidad. El blackjack es así de fácil, ya sea gratis o con dinero real.

HASTA 21, NI UN PUNTO MÁS
Si las cartas acumuladas suman más de 21, se pierde. Es lo que se conoce como “bust”. Obviamente, esta regla también afecta al repartidor. La clave, y la emoción del juego, radican en que siempre serás el primero en jugar, así que si te pasas de 21 será el repartidor el que gane la apuesta, tanto en el blackjack gratis como jugando con dinero real.
En nuestro juego de blackjack online todas las cartas valen lo indicado en ellas, excepto la K, la Q y la J, cuyo valor es de 10. El As es la carte clave del juego, ya que su valor puede ser de 11 o de 1, según lo que tú elijas al inicio de la partida.

CUANDO CONSIGUES UN BLACKJACK
La mejor mano en el juego de blackjack es la que logra sumar 21 con las primeras dos cartas. A esto se le llama Blackjack y cuando se gana con una mano así se paga la apuesta con una relación de 3 a 2. Si se gana con otras cartas que no hagan blackjack lo que se obtiene es la apuesta original. Obviamente, si se está jugando al blackjack online gratis, el dinero conseguido será ficitio. No es fácil encontrar la estrategia óptima para ganar al blackjack. Deberás comparar tus cartas con las del repartidor, y deducir así si seguir pidiendo cartas (en inglés, hit) o plantarte (stand).

EL REPARTIDOR ES TU OPONENTE
Por ejemplo, si el repartidor empieza con 5-5 tendrá una alta probabilidad de acercarse a 21, ya que quedarán todavía en la baraja muchas cartas de 10 puntos. Es posible que plantarse con 16 o 17 no sea suficiente, así que quizá se deba pedir otra carta, con el riesgo que conlleva de sobrepasar los 21. Sin embargo, si el repartidor empieza con, por ejemplo, 4-3 hay muchas posibilidades de que se pase. Lo más seguro en ese caso sería no arriesgar: aún si tu mano es sólo de 15, lo prudente es plantarse y dejar que sea el repartidor el que pida carta y acabe pasándose. Son sólo algunos ejemplos de lo emocionante que puede ser el Blackjack. ¡Prueba nuestro juego de blackjack online y experiméntalo tú también!