escribe a mi correo cualquier consulta

miércoles, 25 de marzo de 2009

Conservantes y toxinas bacteriologicas en las carnes

Las carnes que se consumen han sido a menudo tratadas con aditivos que hacen posible su conservación a largo plazo pero algunos aditivos tienen posibles efectos cancerígenos. Específicamente los nitratos y los nitritos se han utilizado a menudo como aditivos para la carne.Se hallan implicados en la carcinogénesis gástrica y del colon, debido a que contribuyen a la formación endógena de compuestos N-nitroso carcinógenos.El salado y el curado de las carnes es una práctica predominante en algunas culturas, y se cree que este proceso puede contribuir al cáncer gástrico mediante un mecanismo por el cual la sal irrita el epitelio gástrico y potencia los efectos de otros carcinógenos que se hallan en el tubo digestivo.Hay estudios que relacionan el aumento del riesgo de cáncer de colon, con el aumento de consumo de carnes procesadas, lo cual puede servir para identificar los efectos independientes de ciertos métodos de conservación.

Los métodos de almacenaje y manipulado de carnes no cocinadas en las plantas envasadoras, o por parte del consumidor, pueden permitir la introducción y la reproducción de bacterias.